Atención gratuita inmediata: 1-800-201-1220

¿Cómo Puedo Obtener una Compensación por Lesiones por Esfuerzo Repetitivo?

¿Cómo Puedo Obtener una Compensación por Lesiones por Esfuerzo Repetitivo?

Compartir

Las lesiones por un esfuerzo repetitivo, mejor conocidas en inglés como Repetitive Stress Injuries (RSIs), son lesiones que ocurren cuando un exceso de presión se ejerce sobre una parte del cuerpo, resultando en inflamación (dolor e hinchazón), músculos lesionados o daños en los tejidos. Estas condiciones ocurren debido a movimientos que realizamos de forma repetitiva en la misma parte del cuerpo.

Las RSIs son lesiones comunes relacionadas con un esfuerzo físico que generalmente afectan a las personas que, por ejemplo, permanecen mucho tiempo utilizando los teclados de las computadoras, permanecen tiempos prolongados en una misma posición o se utiliza un movimiento específico de forma constante.

Si usted se lesionó, considera que este malestar se debe a la labor que desempeña como empleado y desea obtener una compensación por parte de su empleador por el daño, pónganse en contacto de inmediato con Conexión Legal llamando al 1800 201 1220 o escribiendo en por medio de WhatsApp para poder recibir asesoría legal de forma gratuita y así lograr canalizarlo con algún abogado que pueda llevar su caso, y de esta manera logremos obtener la compensación que le corresponde por ley.

En qué Consiste una Compensación por Lesiones por Esfuerzo Repetitivo?

La compensación del trabajador cubre una variedad de lesiones. La gran mayoría de los trabajadores que sufren lesiones en el trabajo tienen derecho a recibir beneficios de compensación para trabajadores en los Estados Unidos.

Si bien muchas lesiones en el lugar de trabajo pueden incluir lesiones por resbalones y caídas, o accidentes de trabajo  repentinos que involucran maquinaria pesada, otro tipo de lesión común que muchas personas pueden experimentar incluye lesiones por estrés repetitivo.

Algunos ejemplos de lesiones por movimientos repetitivos incluyen la bursitis, tendinitis y síndrome del túnel carpiano. Las personas que realizan tareas repetitivas como escribir, martillar, levantar objetos o cualquier otra acción que requiera movimientos repetidos durante el día, pueden desarrollar lesiones por estrés repetitivo.

Las lesiones por estrés repetitivo pueden ser dolorosas. También pueden conducir a la pérdida de fuerza en la articulación o músculo afectado o dar como resultado un rango de movimiento limitado. En ocasiones, algunas personas pueden experimentar hormigueo o entumecimiento en la parte del cuerpo afectada.

El mejor curso de acción es buscar tratamiento tan pronto como experimente alguno de estos síntomas y dar aviso a su empleador de inmediato. Las intervenciones tempranas a menudo pueden prevenir más daños o deterioro permanente o pérdida de movimiento.

Sin embargo, debido a que los primeros síntomas de la tensión repetitiva a veces pueden ser sutiles, las personas no siempre pueden relacionar la lesión con sus actividades laborales.

Al final del día, una vez que descubra que sus actividades en el lugar de trabajo están contribuyendo a su lesión, es importante informarle a su empleador de inmediato que está lastimado, para que se pueda presentar una reclamación de indemnización laboral.

A veces, las personas pueden tener condiciones preexistentes o tener una lesión que empeora por las acciones y movimientos realizados en el trabajo. Si las actividades de su lugar de trabajo empeoraron una lesión preexistente o causaron más lesiones, puede tener derecho a presentar un reclamo de compensación para trabajadores.

Tenga en cuenta que existen varios tipos de lesiones por esfuerzo repetitivo, la mayoría de las cuales afectan a las muñecas y manos, cuello y hombros o antebrazos y codos. Estas pueden hacer que un trabajador no pueda llevar a cabo su trabajo habitual o incluso realizar actividades cotidianas fuera del ámbito laboral. Recibir tratamiento y ayudas económicas puede ayudar al trabajador a enfrentarse a un futuro más estable, por lo que es importante poner una reclamación al seguro de compensación al trabajador.

Algunos ejemplos de tareas relacionadas con el trabajo que pueden causar lesiones por esfuerzo repetitivo: escribir en un teclado, utilizar el mouse de una computadora, trabajar en una línea de montaje, utilizar herramientas, llevar a cabo actividades motoras finas, cobrar artículos en la caja de una tienda o caseta de peaje, o levantar objetos pesados.

Para mejorar su situación, usted debe llamar de inmediato a Conexión Legal para que nuestro equipo de asesores pueda brindarle orientación gratuita y, si así lo decide, llevar su caso para poder obtener la compensación que usted merece, respaldada por las leyes.

Siga los pasos del siguiente formulario para agendar su cita de asesoría gratuita.

Cargando ...

Compartir