Trustpilot
Atención gratuita inmediata / Immediate free legal advice: 1-800-201-1220

Tipos y causas de accidentes automovilísticos

Comparte ahora

Los accidentes automovilísticos son una de las principales causas de muerte y discapacidad en Estados Unidos. Según las estadísticas de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA), en 2020 se registraron 38,824 muertes por choques de tráfico en todo el país, lo que representa el mayor número desde 2007. 

Se estima que hubo más de 7 millones de accidentes automovilísticos, que causaron más de 3 millones de lesiones.

 

¿Quiere evaluar su caso? Comuníquese lo antes posible con nosotros. Atendemos 24/7 y valoramos su caso gratis con un abogado en Español.
Llámenos

 

¿Qué tipos de accidentes automovilísticos hay y cómo se clasifican?

Los accidentes automovilísticos se pueden clasificar de diferentes formas, según el criterio que se utilice. Algunas de las clasificaciones más comunes son:

Según el número de vehículos involucrados

Se pueden distinguir entre accidentes de un solo vehículo, cuando solo hay un vehículo implicado en el choque, y accidentes de varios vehículos, cuando hay dos o más vehículos involucrados en el choque. 

Los accidentes de varios vehículos se pueden subdividir en accidentes de dos vehículos, cuando solo hay dos vehículos implicados en el choque, y accidentes de múltiples vehículos, cuando hay tres o más vehículos implicados en el choque.

Según el tipo de colisión

Se pueden distinguir entre accidentes de impacto frontal, cuando los vehículos chocan de frente, accidentes de impacto lateral, cuando los vehículos chocan por el costado, accidentes de impacto trasero, cuando un vehículo choca por detrás a otro vehículo, accidentes de impacto angular, cuando los vehículos chocan en un ángulo, y accidentes de vuelco, cuando un vehículo se voltea o se sale de la carretera.

Según el tipo de vehículo

Se pueden distinguir entre accidentes de automóviles, cuando los vehículos implicados son automóviles, accidentes de motocicletas, cuando los vehículos implicados son motocicletas, accidentes de camiones, cuando los vehículos implicados son camiones, accidentes de autobuses, cuando los vehículos implicados son autobuses, y accidentes de otros vehículos, cuando los vehículos implicados son bicicletas, peatones, animales, etc.

¿Qué causas provocan los accidentes automovilísticos y cómo se pueden evitar?

Los accidentes automovilísticos pueden tener diversas causas, que se pueden agrupar en tres categorías: causas humanas, causas mecánicas y causas ambientales. 

Algunas de las causas más frecuentes son:

Causas humanas

Son aquellas que dependen del comportamiento o la actitud de los conductores, los pasajeros o los peatones. Algunas de las causas humanas más comunes son:

Conducir bajo los efectos del alcohol, medicinas y estupefacientes

Estas sustancias alteran la capacidad de percepción, reacción y coordinación de los conductores, aumentando el riesgo de cometer errores o infracciones. Según la NHTSA, el 28% de las muertes por accidentes de tráfico en 2020 involucraron a un conductor con un nivel de alcohol en sangre igual o superior al límite legal.

Realizar maniobras imprudentes y de omisión por parte del conductor

Estas maniobras incluyen no respetar los señalamientos viales, pasarse los altos, cambiar de carril sin señalizar, rebasar por la derecha, conducir en sentido contrario, etc. Estas maniobras pueden provocar colisiones con otros vehículos o con objetos fijos, o atropellar a peatones o animales.

Conducir a exceso de velocidad

La velocidad excesiva reduce el tiempo y el espacio de reacción de los conductores, dificulta el control del vehículo y aumenta la gravedad de los impactos. Según la NHTSA, el 26% de las muertes por accidentes de tráfico en 2020 estuvieron relacionadas con el exceso de velocidad.

Tener sueño o fatiga

El sueño o la fatiga disminuyen la atención, la concentración y el rendimiento de los conductores, pudiendo provocar que se queden dormidos al volante o que reaccionen tarde ante una situación de riesgo. 

Según la NHTSA, el 2.5% de las muertes por accidentes de tráfico en 2020 estuvieron relacionadas con el sueño o la fatiga.

Distraerse al conducir

La distracción puede ser causada por el uso de dispositivos electrónicos, como teléfonos móviles, reproductores de música, navegadores GPS, etc., o por cualquier otra actividad que desvíe la vista, las manos o la mente de la conducción, como comer, beber, fumar, maquillarse, conversar, etc. 

La distracción puede hacer que los conductores pierdan información importante del entorno, cometan infracciones o no reaccionen a tiempo ante un imprevisto.

No usar el cinturón de seguridad o los sistemas de retención infantil

Estos dispositivos son fundamentales para proteger la vida y reducir las lesiones de los ocupantes de los vehículos en caso de accidente. Según la NHTSA, el 47% de los ocupantes de vehículos de pasajeros que murieron en accidentes de tráfico en 2020 no usaban el cinturón de seguridad.

Causas mecánicas

Son aquellas que dependen del estado o el funcionamiento de los vehículos. Algunas de las causas mecánicas más comunes son:

Fallas en los frenos

Los frenos son esenciales para detener o reducir la velocidad de los vehículos, y si fallan, pueden provocar colisiones o salidas de la vía. Las fallas en los frenos pueden deberse a un desgaste, una fuga, una obstrucción o una mala instalación de los componentes del sistema de frenado.

Fallas en los neumáticos

Los neumáticos son los encargados de mantener el contacto y la adherencia de los vehículos con el pavimento, y si fallan, pueden provocar derrapes, reventones o pérdida de control. Las fallas en los neumáticos pueden deberse a un desgaste, una baja presión, una mala alineación o un pinchazo de los mismos.

Fallas en las luces

Las luces son importantes para ver y ser vistos en la carretera, especialmente en condiciones de poca luz o de noche, y si fallan, pueden provocar colisiones o atropellos. Las fallas en las luces pueden deberse a un mal funcionamiento, una rotura o una mala regulación de las mismas.

Fallas en la dirección

La dirección es la que permite dirigir y orientar los vehículos, y si falla, puede provocar desviaciones, salidas de la vía o colisiones. Las fallas en la dirección pueden deberse a un desgaste, una rotura, una fuga o una mala alineación de los componentes del sistema de dirección.

Causas ambientales

Son aquellas que dependen de las condiciones del entorno o del clima. Algunas de las causas ambientales más comunes son:

Mal estado de las carreteras

Las carreteras pueden presentar defectos o irregularidades que dificultan la conducción, como baches, grietas, desniveles, obstáculos, etc. Estos defectos pueden provocar daños en los vehículos, 

Condiciones climáticas adversas

El clima puede afectar la visibilidad, la adherencia y la estabilidad de los vehículos, así como la capacidad de reacción de los conductores. Algunas de las condiciones climáticas adversas más comunes son la lluvia, la nieve, el hielo, la niebla, el viento y el granizo. 

Estas condiciones pueden provocar derrapes, hidroplaneos, deslumbramientos, obstrucciones o inundaciones.

Factores animales

Los animales pueden cruzarse en la carretera o salir de la vegetación, sorprendiendo a los conductores y provocando que frenen bruscamente, que pierdan el control del vehículo o que colisionen con el animal o con otro vehículo. 

Algunos de los animales que pueden causar accidentes son los perros, los gatos, los venados, los osos, los zorros, los conejos, etc.

 

¿Quiere evaluar su caso? Comuníquese lo antes posible con nosotros. Atendemos 24/7 y valoramos su caso gratis con un abogado en Español.
Llámenos

 

¿Qué consejos se pueden seguir para evitar accidentes de tránsito?

Los accidentes de tránsito se pueden prevenir y reducir si se adoptan medidas de prevención y protección, tanto por parte de los conductores como de los pasajeros. 

Algunos de estos consejos son:

Respetar las normas y señales de tránsito

Se debe conducir de acuerdo con las leyes y las reglas de circulación, como los límites de velocidad, las luces y los sonidos de los semáforos, las señales de alto y de ceda el paso, las marcas viales, etc.

Estas normas y señales tienen como objetivo garantizar el orden y la seguridad en las carreteras, y evitar accidentes por imprudencia o negligencia.

Conducir con prudencia y precaución

Se debe conducir con atención, anticipación y respeto, evitando las maniobras peligrosas, como los cambios bruscos de carril, los rebases indebidos, las invasiones de carril contrario, etc. 

También se debe ceder el paso a los peatones, a los ciclistas y a los vehículos de emergencia, y mantener una distancia de seguridad con los demás vehículos, para evitar colisiones por alcance o por ángulo.

Evitar el consumo de alcohol y otras sustancias que puedan afectar la capacidad de conducción

Estas sustancias alteran la percepción, la reacción y la coordinación de los conductores, aumentando el riesgo de cometer errores o infracciones. 

Según la NHTSA, el 28% de las muertes por accidentes de tránsito en 2020 involucraron a un conductor con un nivel de alcohol en sangre igual o superior al límite legal.

Evitar el uso de dispositivos electrónicos u otras distracciones que puedan desviar la atención de la carretera

La distracción puede ser causada por el uso de teléfonos móviles, reproductores de música, navegadores GPS, etc., o por cualquier otra actividad que desvíe la vista, las manos o la mente de la conducción, como comer, beber, fumar, maquillarse, conversar, etc. 

La distracción puede hacer que los conductores pierdan información importante del entorno, cometan infracciones o no reaccionen a tiempo ante un imprevisto.

Descansar lo suficiente antes de conducir

El sueño o la fatiga disminuyen la atención, la concentración y el rendimiento de los conductores, pudiendo provocar que se queden dormidos al volante o que reaccionen tarde ante una situación de riesgo. 

Según la NHTSA, el 2.5% de las muertes por accidentes de tránsito en 2020 estuvieron relacionadas con el sueño o la fatiga.

Usar el cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil adecuados

Estos dispositivos son fundamentales para reducir el riesgo de muerte y lesiones de los ocupantes de los vehículos en caso de accidente. 

Según la NHTSA, el 47% de los ocupantes de vehículos de pasajeros que murieron en accidentes de tránsito en 2020 no usaban el cinturón de seguridad.

Adaptar la conducción a las condiciones del camino, del clima y del tráfico. 

Se debe conducir con más cuidado y precaución cuando el camino está en mal estado, cuando el clima es adverso o cuando el tráfico es intenso, ya que estos factores pueden afectar la visibilidad, la adherencia y la estabilidad de los vehículos, así como la capacidad de reacción de los conductores. 

Se debe reducir la velocidad, encender las luces, aumentar la distancia de seguridad, etc.

¿Qué se debe hacer ante un choque vehicular?

Ante un choque vehicular, lo más importante es mantener la calma y seguir los siguientes pasos:

  • Verificar si hay heridos. Lo primero que se debe hacer es comprobar si uno mismo y los ocupantes del vehículo se encuentran bien, y si hay algún herido grave, llamar a los servicios de emergencia de inmediato.
  • Señalizar el lugar del accidente. Se debe encender las luces de emergencia del vehículo y colocar los triángulos reflectantes a una distancia prudente para advertir a los demás conductores del riesgo. accidentes.
  • Notificar a la policía. Se debe llamar a la policía para que acuda al lugar del accidente y tome nota de lo ocurrido. La policía elaborará un informe con los datos de los involucrados, los testigos, las causas y las circunstancias del accidente, que será de utilidad para determinar las responsabilidades y reclamar una indemnización.
  • Recabar información y evidencias. Se debe intercambiar información con el otro conductor, como el nombre, el teléfono, la dirección, el número de licencia, el número de placa, el modelo y el color del vehículo, y el nombre y el número de póliza de la aseguradora. 
  • Llamar a la aseguradora. Se debe comunicar con la compañía de seguros para informar del accidente y solicitar la asistencia de un ajustador, que evaluará los daños y determinará la cobertura y el monto de la indemnización

 

Siga los pasos del siguiente formulario para agendar su cita de asesoría gratuita.

 

Loading...


Comparte ahora

Leave a Reply