Atención gratuita inmediata: 1-800-201-1220

Abogados para accidentes de carro por embriaguez

Abogados para accidentes de carro por embriaguez

Compartir

Cuando se tiene un accidente de tránsito en el que alguno de los conductores implicados esté bajo la influencia de alguna sustancia, se dice en Estados Unidos que la persona “conduce bajo influencia” (Driving Under Influence o DUI).

Conducir un vehículo bajo influencia señala a las personas que han consumido alcohol o alguna otra sustancia que pueda alterar su estado de conciencia y percepción provocando un accidente de automóvil importante.

Si usted se ha visto involucrado de alguna manera en un accidente de este tipo, debe ponerse en contacto de inmediato con Conexión Legal ya sea escribiéndonos por medio de WhatsApp o llamando al 1800 201 1220, para que así usted pueda recibir la mejor asesoría gratuita, y de ser el caso, reciba la más alta compensación por sus lesiones y las pérdidas materiales. 

En todos los estados del país, es un delito que los conductores conduzcan un automóvil bajo la influencia del alcohol u otras drogas (incluidos los medicamentos recetados). Dependiendo del estado, este tipo de delito o violación de la ley se llama conducir afectado (DUI), conducir bajo la influencia (DWI) o términos similares.

En los Estados Unidos, al menos 28 personas mueren todos los días en accidentes automovilísticos causados ​​por al menos un conductor ebrio. Esta cifra se refiere únicamente a accidentes mortales. Hay otros accidentes por conducir en estado de ebriedad que pueden causar lesiones personales o daños a la propiedad. Es posible que la mayoría de los conductores se encuentren con otro chofer ebrio en la carretera en algún momento de sus vidas y provoquen un accidente automovilístico cuando estén borrachos.

La policía y el personal de la patrulla de carreteras solo pueden retener vehículos de los que tengan una sospecha razonable de estar involucrados en actividades delictivas. Por ejemplo, un oficial de policía puede notar que el conductor está conduciendo arriba y abajo de la línea central, cambiando de carril o conduciendo de manera irregular. Sin embargo, cuando ocurre un accidente, la colisión en sí ha generado suficientes sospechas razonables de que se ha violado la ley, por lo que el oficial puede detener a los involucrados en el accidente e iniciar una investigación.

De hecho, un choque es evidencia suficiente para que el encargado de la ley pueda ver  dentro del automóvil para demostrar que el conductor está ebrio. La evidencia debe ser visible a simple vista, como un recipiente de alcohol abierto. La persona también puede buscar otra señal intoxicante en los ojos del conductor. Estas pruebas visuales pueden hacer que el personal en el lugar tuviera sospechas razonables, investigara más la situación y solicitara una prueba de sobriedad en el lugar o una prueba de alcohol en sangre.

Debido a la sospecha razonable de que ha ocurrido una actividad delictiva, los agentes de policía a menudo realizan pruebas de sobriedad en el lugar después de encontrar un recipiente lleno de alcohol o descubrir que el conductor se está comportando de manera anormal. El proceso generalmente se divide en tres partes y permite al personal en el lugar determinar si el conductor puede actualmente mantener el equilibrio, el grado de atención y la posibilidad física de conducir el vehículo. Cuando el conductor no pasa la prueba de sobriedad en el lugar, a menudo se le pide que realice una prueba de BAC.

Algunos estados tienen leyes que requieren la prueba de BAC de los conductores, pasajeros o peatones en caso de un accidente fatal; en otros estados, es el personal en el lugar el que decide. Las pruebas requeridas (llamadas pruebas obligatorias) requieren que las personas que hayan resultado lesionadas ilegalmente en un accidente automovilístico se sometan a una evaluación de BAC. Por otro lado, en algunos estados, las pruebas discrecionales permiten a los médicos forenses y otros funcionarios determinar si se requiere la prueba de BAC después de un accidente fatal.

Si se ha involucrado en alguna situación similar, es importante que se ponga en contacto lo antes posible con Conexión Legal vía telefónica o WhatsApp para que pueda recibir la mejor asesoría gratuita, y recibir la más alta compensación posible en caso de merecerla por el accidente de automóvil que ha sufrido. Llámenos o escríbanos vía WhatsApp.


Compartir
Abrir chat